Victorinox

En 1884, Karl Elsener abrió un taller de cuchillos en Ibach-Schwyz. En esa época Suiza todavía era uno de los países más pobres de Europa.  En los primeros años, Karl Elsener luchó para combatir la pobreza y el desempleo en la cuenca de Schwyz, creando puestos de trabajo y ayudando a frenar la corriente emigratoria.

En 1891, abasteció por primera vez al Ejército suizo con navajas militares. En 1897, desarrolló la navaja suiza para oficiales y deportes, que ahora es la icónica Navaja Suiza, con lo que sentó las bases para una empresa floreciente que sería capaz de sostener su posición en el escenario mundial.